lunes, 2 de julio de 2018

thumbnail

Relación entre tener intimidad y las infecciones urinarias.


Si alguna vez has padecido de ardor al orinar, dificultad de contener el pis, ganas de ir al baño incluso con la vejiga vacía, sensación de pesadez en el estómago o has observado sangre en la


orina, probablemente, hayas padecido de un episodio de cistitis, el nombre con el que se conoce a la infección urinaria. La mujer es mucho más propensa a las infecciones del tracto urinario porque su uretra es más corta que la de los hombres y las bacterias tienen un camino mucho más fácil para llegar al tracto. Además, la cercanía de la uretra con el ano hace que las bacterias de las heces se cuelen, por decirlo de una manera, con mayor facilidad.

Infección urinaria y sexo: La cistitis es una enfermedad que puede aparecer en niños, hombres y mujeres, pero se da principalmente en el sexo femenino. Estudios arrojan que cerca del 60 % de las mujeres adultas tuvo al menos un episodio de infección del tracto urinario (ITU) en su vida. Ahora nos preguntamos, ¿Se puede hacer el amor con infección urinaria? Si tienes una afectación urinaria, debes utilizar métodos antibióticos y tratarla de manera oportuna porque las relaciones sexuales pueden aumentar los síntomas de esta patología.

No es ETS: Cuando se tienen relaciones sexuales, ni el hombre puede transmitir la bacteria a la mujer ni la mujer al hombre, no son una ETS (Enfermedad de Transmisión Sexual), lo que sucede es que se facilita la entrada de bacterias, pero jamás se contagia de persona a persona. El riesgo de infección se genera porque, durante el coito, la uretra es exprimida haciendo que su contenido se vaya hacia la vejiga lo que favorece la entrada de bacterias. Por otro lado, algunos casos de cistitis son causados por virus u hongos. Cistitis es el nombre de la infección urinaria que ataca a la vejiga, normalmente es causada por la bacteria Escherichia coli (E. coli).

¿Qué sucede si tengo relaciones con infección urinaria?: Algo que debes saber es que si tienes relaciones sexuales con tu pareja presentando un cuadro de cistitis, sumarás otra incomodidad al dolor y al


malestar que ya sientes, algo que puede minimizar o, incluso, anular el placer. Puedes tener relaciones si tienes infección de orina, pero es recomendable abstenerse de practicar sexo durante la infección. Si no te duele no debes preocuparte, siempre y cuando evites los factores de riesgo presentados anteriormente.

Tipos de infecciones urinarias: Existen tres tipos de infección urinaria que pueden surgir luego de practicar el acto sexual: Cistitis: infección de la vejiga. Pielonefritis: infección de los riñones. Uretritis: infección de la uretra.

¿Qué puedo hacer?: Si estás decidida a entregarte al placer, ten presente estos consejos para reducir la frecuencia de infecciones urinarias tras las relaciones sexuales: Lava tu genital únicamente externo, antes y después del coito. Procura que tú y tu pareja se duchen antes del acto sexual. Orina inmediatamente después del acto.
En el caso de mujeres menopáusicas, deben usar lubricantes antes de las relaciones.

¿Cómo evito una infección urinaria?: Sigue estos consejos que contribuirán a preservarte de esta clase de infecciones: No aguantes las ganas de ir al baño. La orina que permanece mucho tiempo se convierte en hábitat para las bacterias. Límpiate de adelante hacia atrás. Bebe una gran cantidad de líquidos.
Evita el uso de tampones y de protectores diarios. Dúchate con jabón íntimo que contenga pH neutro.
Evita la humedad en la zona pélvica. Cambia el bañador o traje de baño húmedo tras haber estado en piscinas o playas. Mantén una buena higiene íntima. Usa productos con jugo de arándanos y consumo de lácteos con probióticos.
Ten precaución con algunos preservativos y cremas espermicidas.

Tratamiento: Si la causa de la infección es bacteriana, el médico te recetará un antibiótico; un antifúngico si la infección es causada por un hongo como la “Cándida” o un antivírico si el agente que detonó el mal es un virus como, por ejemplo, el herpes. Regularmente, el tratamiento para la infección de orina se toma por vía oral y el tiempo suele ser


inferior a las dos semanas. No obstante, todo dependerá del tipo de infección, del microorganismo que la causó y del fármaco recetado por el médico especialista.

Subscribe by Email

Follow Updates Articles from This Blog via Email

About

Páginas vistas en total

Con la tecnología de Blogger.