viernes, 13 de julio de 2018

thumbnail

Estrategia para conquistar a un amigo


¿A quién no le pasó nunca eso de enamorarse de un amigo? ¡A todas nos pasó alguna vez! Y todas sabemos lo incómodo y tenso que es. Pero, para las que lo están viviendo actualmente, es bueno que


lo charlemos y así puedan sentirse más acompañadas y seguras con la situación.
Es totalmente lógico que, al pasar tanto tiempo con una persona, como puede ser un compañero del curso, del club, o un amigo, terminemos sintiendo cosas por él. Cada vez sentimos que lo conocemos más, que sabemos más de su vida, de sus gustos, sus intereses, sus pensamientos, ¡y todo esto nos encanta! Pero no deja de ser una situación delicada, puesto que es nuestro compañero, y si él no llegara a sentir lo mismo que nosotras, tendríamos que seguir viéndole la cara todos los días. Por este motivo, es mejor que nos lo tomemos con calma, sin tirarnos de cabeza a la pileta. Lo ideal es ir de a poco tanteando la situación. Si ya sabemos que no tiene novia, con eso tenemos veinte puntos a nuestro favor, y si además tampoco le gusta nadie...¡son treinta puntos más! Pero esto casi nunca es así: por lo general la vida nos la pone difícil y a él sí le gusta una chica, esa que no le da bola. En este caso no hay que boicotearle su amor, sino que la solución es demostrarle que nosotras somos muchos mejores para él, que obviamente lo queremos más, y que podría ser muy feliz con nosotras.
¿Parece fácil? No lo es. 

Pero bueno, lo difícil siempre es más divertido, y los resultados van a ser mil veces más gratificantes.
La idea es que no nos obsesionemos, y que podamos tomarlo con naturalidad, para que no resulte tan evidente para todo el resto de nuestros compañeros, y especialmente de su grupo de amigos, que estamos totalmente muertas por él. Hay que ser disimuladas y astutas. 
Lo primero es lograr el acercamiento que nos lleve a la amistad, si es que todavía no la tenemos. Y si ya la tenemos, perfecto, un paso menos. Lo siguiente que hay que hacer es interesarnos por él, por ejemplo, si sabemos que juega al fútbol, preguntarle cómo le fue en el partido, con quiénes juega, en qué puesto está, y sacar charla de eso para así tener algo de qué hablar y que no se torne la situación incómoda y aburrida. Esto va a ser fácil porque a los hombres les encanta hablar de lo


que hacen. Después, para continuar con el plan, resultan claves las charlas extra escolares, por chat o por WhatsApp, donde al no tenerse cara a cara a veces resulta más fácil soltarse. Además, es divertido que, al día siguiente de haber hablado en sus casas, sepan lo que estuvo haciendo el otro y puedan también conversar sobre eso.

Una cosa muy importante que tenemos que tener en cuenta: ¡¡No lo asfixiemos!! Démosle sus tiempos. Si no nos responde un WhatsApp, no es el fin del mundo, ¿o acaso nosotras no hacemos otras cosas mientras usamos el celular? El pobre chico tiene una vida también. Nada de enojarnos porque tardó en respondernos ni nada por el estilo. Hay que resultar relajadas y así las conversaciones van a surgir naturalmente, nada bueno sale de algo forzado.
Al cabo de un tiempo ya vamos a poder darnos cuenta si él está interesado en nosotras tanto como nosotras en él, o si no. Y ahí es cuando aplicamos todas nuestras tácticas de seducción que, por el simple hecho de ser mujeres, llevamos en la sangre.
Siempre efectuando el plan con mucha cautela para no quedar expuestas y arruinar todo el progreso, haciendo que además pase a ser una tortura verlo todos los días y morirnos de la vergüenza.
Siguiendo estas pautas, lo más probable es que


cumplas la misión y que ese chico que tanto te gusta caiga rendido a tus pies.

Subscribe by Email

Follow Updates Articles from This Blog via Email

Páginas vistas en total

Con la tecnología de Blogger.