martes, 26 de junio de 2018

thumbnail

Las enfermedades que pueden perjudicar la vida de tus niños.



Cada año 17 millones de niños entre 1 y 7 años fallecen por causa de alguna de ellas.
Estas 4 enfermedades son curables sin necesidad de recurrir a tratamientos costosos, pero cada año son la causa de que más de 17 millones de niños entre 1 y 7 años pierdan su vida. En tus manos está prevenirlas y


atenderlas en cuanto se presenten síntomas:

Neumonía: También conocida como infección en los pulmones, es la causa de muerte de un millón de niños al año, por lo que representa el 15% en menores de 5 años. Lo más impactante es que sí existe cura, pero no toda la gente sigue el tratamiento adecuado o atiende los síntomas en cuanto se presentan. Por eso, si tu hijo asiste a la guardería es recomendable que hables con tu pediatra para saber si es conveniente que le apliques la vacuna contra el neumococo, de esta manera podrás protegerlo con mayor seguridad evitando que se enferme.

Diarrea: Representa el 9% de las muertes de niños menores de 5 años. Las principales causas son las infecciones gastrointestinales, resfriados, antibióticos y el exceso de fruta o jugo en su dieta diaria. Sin embargo, también se puede presentar diarrea en un niño con deficiencias enzimáticas o por la dentición (se le atribuye por el


aumento de salivación que tiene un bebé cuando le están brotando los dientes). La recomendación es consultar lo antes posible a tu pediatra para que te indique cómo debes actuar y mantenerlo hidratado, pues la falta de líquidos es la principal causa de muerte a raíz de la diarrea.

Malaria: Sus síntomas se parecen a los de la neumonía, por lo que diagnosticarla equivocadamente puede llevar a un tratamiento inadecuado. Esta enfermedad también es una de las causas principales de la anemia en niños. Para evitarla lo principal es la prevención con el uso de mosquiteros en las puertas y ventanas.

Desnutrición: Cada año mueren cerca de 3 millones de niños por la falta de nutrientes a causa de una mala alimentación. Es muy importante que durante los 6 primeros meses de vida se alimente exclusivamente con leche materna y posteriormente se le de una dieta rica en nutrientes, principalmente hierro y ácido fólico. Si no se consume en las cantidades adecuadas en los primeros 3 años de edad, la deficiencia de hierro, además de ocasionar anemia, puede alterar el


comportamiento y el aprendizaje de por vida.
Con información de la UNICEF

Subscribe by Email

Follow Updates Articles from This Blog via Email

About

Páginas vistas en total

Con la tecnología de Blogger.