lunes, 10 de marzo de 2014

Sin palabras


Así que me quedaba sin palabras, cada vez que me preguntaba si estaba guapa. Guapa con esa mirada, que parecía ser una ventana a la esperanza. Y con esa curva de su boca, que parecía llevar al paraíso, y donde siempre cerraba los ojos, deseando no cruzaría nunca. Deseando quedarme en el arcén de sus labios. O morirme allí, por exceso de velocidad y ganas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Páginas vistas en total